• Gabriela Camacho

Me Fortalezco para Crecer Juntos

¿SABES QUE LOS FACTORES AMBIENTALES, EMOCIONALES, MENTALES Y TU PROPIA HISTORIA PUEDEN TENER UN EFECTO EN LAS DIFERENTES ETAPAS DEL CRECIMIENTO DE TU HIJO?

Cuando tenemos o vamos a tener un bebé, usualmente leemos acerca de lo que “debe” pasar biológica y físicamente con nuestros hijos en cada etapa. Sin embargo, usualmente tenemos poca información acerca del impacto que tienen otros aspectos como el emocional y el mental en el desarrollo de nuestros hijos. Tampoco nos hablan acerca de cómo nuestra historia,factores genético y familiares pueden tener un impacto en su desarrollo.

Es natural que en las etapas de desarrollo se presenten problemas emocionales, físicos, mentales en nuestros hijos. Para lograr una solución sostenible para cualquier problema en la vida, es necesario ir a la causa de éste y no sólo permanecer en el efecto. Por esta razón, cuando nuestros hijos presentan algún tema de salud, emocional o mental, es importante no sólo revisar su historia, sino también la nuestra como padres.

A veces las emociones que nos puede provocar lo que les pasa a nuestros hijos puede ser el hilo conductor para sanar nuestra propia historia. Puede ser también la respuesta para liberarlos a ellos del problema que tengan.

Los hijos van a experimentar su propia historia de vida, y ésta no va a estar libre de retos. Sin embargo, ellos a veces cargan con temas que nosotros como padres no hemos podido resolver o trascender en nuestra propia vida.

La forma en que se da el desarrollo en cada una de las etapas del ciclo vital de la infancia tiene un impacto en nuestra vida adulta en todos los niveles. En los primeros 7 años de vida aprendemos acerca de la sexualidad, acerca de la relación con nosotros mismos y los demás, acerca de la abundancia, de la prosperidad, es en donde obtenemos seguridad y confianza e integramos información acerca de todos los temas que se experimentan en la vida.

Como padres, es importante conocer nuestra propia historia mientras acompañamos a nuestros hijos. Esto nos va a dar claridad y sabiduría para poderlos apoyar cuando se presenten desafíos. El auto conocimiento también nos va a permitir reconocer nuestras limitaciones y poder separar nuestra historia de la de ellos.


7 vistas